El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

CARTAS A CASANDRA II

Cartas desde mi infierno (2)

[i]“Constituye una victoria importante transformar una angustia sicopática en una pena sin trascendencia.”, Sigmund Freud.
[/i]
¿Quien es este Vizconde que te escribe, de partida es un solitario, casi no tiene contactos en Internet y menos personales, como tu misma has dicho tiene un romanticismo a flor de piel, un intelecto amplio, es sensible y muy tímido, por eso quizás nunca se atrevió a decirte de sus sentimientos, es un hombre muy intelectual, muy maduro, muy varonil, pero como ausente, alejado de todo, en fin, él el un ser especial, raro, distinto, sobre todo eso; distinto a todos porque tiene lo que los otros no tienen, porque guarda un secreto que no tienen los otros. Y tal como dijiste, es tierno, le atraen un poco lo masculino pero es muy hombre, es bello, es pasional, es respetuoso, solo que hay en él una fase muy intima, muy escondida, que el mismo no quiere dar a descubrir porque no debe hacerlo ya que la confianza rebota y ante la gente no existe, porque tiene temor de ser descubierto, pero ante tu amor se estremece, más ahora que él sabe que tú conoces el secreto que se que nadie más sabe. Debe ser que él sabe que solo tú podrías entender y aceptar su secreto, por eso es tímido ante ti y te ama a su modo. De joven adolescente fui muy ardiente, pero por mi timidez no podía consumar esos deseos y necesidades físicas y me dedique a la masturbación, era mi única salida sexual hasta los 21 años, después me casé virgen y durante unos pocos años mi sexualidad estuvo contenida en el ámbito matrimonial. Pero sentía que necesitaba más, mis vivencias sexuales eran muy pocas, por eso ya más adulto debí buscar las experiencias que necesitaba mi alma y mi cuerpo. Pero créeme que nunca como algo homosexual, siempre fueron mujeres, de todo tipo y edad y físico. No quiero que tengas una idea errada sobre su secreto, él no es gay, no le atraen para nada los hombres, es cierto que ha tenido solo 3 o 4 experiencias pero nunca ha penetrado a un hombre ni nuca lo han penetrado a él. Solo que él siente una extraña excitación al ver una verga, ya sea erecta o fláccida, pero no siente deseos de que lo penetren ni nada de eso, es una rara atracción por el falo como símbolo sexual, y es que en él habitan en secreto equilibrio lo masculino y lo femenino.
Tu Vizconde, sincero.

Hola Maxshon. Me agradó más la primera carta a Casandra.Esta esta un poco ambigua y no pasa el ensaje con fuerza.Para Mí, simplemente, eres o no eres.Lo demás son elucubraciones entre ser y no ser.Si sientes atracción por un miembro grande, gordo y erecto, pués te gusta.Si no, busca el sexo opuesto, que es donde está el sabor de lo mágico, de lo delicioso, de lo exitante, del placer carnal, del olor a piel, del todo de la máxima sexualidad, de la cosa más hermosa que la Naturaleza nos regaló para beneplácito humano.Ahora, tu escrito es bastante fluido y atrae su lectura.Sin embargo, tratando de explicar esa falsa atracción hacia el sexo masculino incurres en repeticiones no adecuadas para tu escrito.Ej.- en la parte central, usas mucho la palara "saber" y en ese momento, la explicación se hace tediosa al tratar de justificar un comportamiento, que en el fondo, piensas que es inapropiado, pero llo justificas manteniendo la idea de que no se trata de homosexualismo, sino de una atracción rara. Saludos amigo:AMAR.

: inapropiado