El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

¡COTIDIANIDADES I !.

NOTA.- Permítanme compartir con Uds un pequeñito episodio que viví y me llenó de ternura.Es muy propio y especial para Mí, pero quiero compartirlo y pedirles que si Uds. tienen algún episodio, que les parezca adecuado y quieran compartirlo, pues háganlo en este blog.Seguro lo disfrutaremos.Gracias a todas (os).Saludos efusivos:AMAR.

¡COTIDIANIDADES!.

Hay gran cantidad de eventos en la vida diaria, que uno no los aprecia como para escribirlos y mantenerlos en la memoria. Quizás sea debido a que se le resta importancia porque no se consideran de relevancia. Sin embargo, cuando se piensa en ellos y los acerca a la parte sentimental, se da uno cuenta, que son realmente parte de nuestro vivir y que nos han llenado de felicidad el alma.
A veces, son cosas tan insignificantes, dentro de lo que podría ser el contexto macro, que no las tomamos en cuenta. Pero, cuando se nos vienen al pensamiento y le dedicamos un poco de atención, nos percatamos, que han sido una parte importante en nuestras vidas, han sido momentos vividos y disfrutados. Entonces uno se dice:”es mi propia vida” déjenme recordar.
Esta pequeña reseña se las hago para poder contarles uno de esos eventos, que se vivieron tan rápido, que no se tomaron en cuenta en el momento para ver la magnitud del mismo. Sin embargo, en un instante de descanso, vinieron a la mente y una sonrisa, me hizo disfrutar la magnitud espiritual del mismo. Resulta que un buen día, llegué a mi casa en horas de la tarde y me alegré, con sorpresa, pues había llegado mi hijo mayor a visitarme, junto con su pequeña familia. Después de los saludos, muy efusivos y cariñosos, sobre todo por parte de los niños( una niñita de tres añitos y medio y un bebito de un año y dos meses) me di cuenta que ya tenían unas cuantas horas de haber llegado y que los infantes estaban aburridos porque no tenían espacio para desarrollar sus juegos habituales. Traté entonces de esperar a que todo volviera a la cotidianidad y aproveché para tomar a la nietecita y convidarla para ir al parque, que quedaba muy cerca de mi residencia y donde ella, de seguro, disiparía sus energías y al regreso, ya en horas nocturnas, podría descansar de forma más placentera. Así lo hice. La llevé al parque y lo disfrutó al máximo. Jugó con todos los aparatos infantiles que allí se encontraban: Toboganes, columpios, ruedas, sube y baja, puentecitos y caminerías, estructuras tipo casitas de juguetes, etc., etc... En verdad, el parque está muy bien equipado y mantenido por la Alcaldía del Municipio. La niña se desató a jugar, hizo amiguitas y, casi sin darme cuenta, pasaron las horas volando. Vi el reloj y eran casi las siete (7:00 p.m.) de la noche.
La llamé y le dije que ya era hora de regresar. Aceptó sin chistar, cosa rara en los niños. Me imaginé que estaba cansada y también deseaba el retorno. Subimos al vehículo y en el trayecto conversamos sobre todos sus juegos y le pregunté si se había divertido. Su respuesta fue inmediata:”Sí abuelito, gracias”. Que bien educadita la tienen, pensé. Seguimos rumbo a la casa y al pasar frente a la panadería le dije que nos bajáramos para llevar pan para la cena. Ya en la panadería, compré pan, algunos dulces y un chocolate para ella. Regresamos al carro y proseguimos. Al llegar, y luego de dejar bien estacionado el vehículo, nos bajamos y al ir a abrir la puerta de mi casa, escuché que me dijo:”Abuelito, abuelito”.., si mi amorcito, dime:” Abuelito, Tú si eres Lindo”…, solo pude contestarle:” Gracias mi niñita, gracias”.
Pasaron algunos días, regresaron a su hogar en una ciudad situada a cuatro horas del lugar. En mi, todo volvió a la cotidianidad. Hoy, sentado descansando, se me vinieron esos recuerditos y ese detalle de la nietecita. Ahora, solo pienso:¡Dios mío, qué dulzura, qué expresión de angelito, que llenó mi alma de un sabor a amor de niña. Una sonrisa afloró en Mí y me invadió el alma de un algo angelical, sin nombre, un algo tan especial…,¡ El cariño de mi nietecita!”…,¡Gracias Dios Mío!.

AMAR.

Hola Abraham45. Realmente es un tierno relato y me imagino que cuando uno es abuelo, esos detalles se meten muy profundo en el corazón, ya que se aprecian más que a edad más juvenil.Por eso, se dice que los abuelos quieren más que los padres.Muy bonito el momento.Síguelo disfrutando.Saludos,RAYMOND.

Tanta ternura en una frase, compensa todos los dolores, Abraham.

La vida de los adultos mayores tiene ráfagas de felicidad que la hacen más llevadera. Me alegra que hayas tenido uno de esos momentos.

Eso es muy cierto amigo Raymond y esos momentos dulces uno los aprecia de una forma tal. que hasta los escribe y los cuenta para compartirlos con los que por su juventud, a veces, pasan desapercibidos por esos instantes y ni siquiera los ven.Bueno, son cosas de la edad dorada.Gracias por tu comentario:AMAR.

Gracias amigo Caizán. Tu lo has dicho, son momentos que para nosotros son muy especiales y nos dejan huellas de ternura.Te saludo con alegría al verte de nuevo en este Rincón.Saludos efusivos:AMAR.

Así es amiga LEEDEE y eleva el sentimiento hacia lo celestial.Gracias por tu comentario.Saludos cordiales:AMAR.

Hola Abraham45, entiendo perfectamente tu emoción, pues a mi me pasa igual cuando alguno de mis sobrinos me dice algo lleno de ternura.Es un momento realmente divino,que uno disfruta al máximo,Aparte de esto, lo narras con un lenguaje fresco,fluido y fácil de entender,Gracias amigo por compartir con nosotros algo tan tierno.Saludos,Rayo.

Así es amigo Rayo y me alegra que puedas vivir experiencias tan tiernas con tus sobrinos,Son momentos muy especiales que se salen de lo rutinario y nos hacen sentir algo maravilloso:"El amor de nuestros seres queridos".Gracias por tu apreciación y comentario.Seguimos en onda;AMAR.

ñ

El amigo Rayo,en conversación telefónica, me preguntó por qué había puesto como título:"Cotidianidades I". Le contesté que es porque pienso narrarles otros evntos que han llamado mi atención y que los colocaré a su debida finalización.Es que, a veces, uno no tiene tiempo ni para escribir.Pronto les pondré algo.Saludos:AMAR.

Hola Abraham45, espero poder leer esas otras cotidianidadexs que le ofreciste al Sr Rayo. Saludos,RAYMOND.

Gracias Raymond.En verdad, aún no he escrito nada, pero pronto lo haré.Tengo algunos pasajes que me llamaron la atención y pienso escribirlos.Despues que lo haga, esperaré sus comentarios.Saludos;AMAR.

Esperaré que pronto las coloques en este blog para leerlas.Luego te comentaré.Saludos,Rayo.

Así lo haré amigo Rayo.Gracias por estar pendiente y por contestar cada mensaje y coentar cada escrito.Saludoscordiales:AMAR.

Hola Abraham, aquí en mi circulo de amigos hay varios que leen estos Rincones del Club, aunque no comentan, ni critican.Solo leen y luego en nuestras reuniones si hacen comentarios.Ayer uno de ellos, mi amigo Juan Carlos, me dijo; Estuve observando el progreso del Club y pienso que hace un par de años había muchísima más participación.Ahora, es muy esporádica.Pienso que si desapareciera el pescadito amarillo, el bendito Club, también lo haría".YO PIENSO IGUAL, por eso te estimulo a que no pares.Fíjate, cuando yo entro al Club pienso;Que de nuevo me tendrá el amigo Abraham45 y luego sigo leyendo el resto.También recuerdo otros participantes que eran excelentes y me pregunto con nostalgías;Donde estarán?...,Bueno, de vez en cuando se ve alguno, pero vuelven a desaparecer.!Esperemos!,,.Saludos,Rayo.

Hola amigo Rayo, me enalteces con tu comentario, el que agradezco con sinceridad, pues tus conceptos son muy apreciados.Trataré de seguir participando con mis escritos y aprovecho para invitarlos a todos a participar.Uds pueden.Traten de no limitarse a leer porque algo que mantiene las ganas de participar es el intercambio de ideas y las críticas para mejorar.Mil gracias de nuevo y seguiremos en onda;AMAR.

Hermosa narración.!Qué bonito gesto de una niña agradecida por el rato feliz que pasó contigo.Me imagino, ademása, lo feliz que te hizo sentir para que escribieras sobre ese momento y lo compartieras con nosotros.Sencillamente bello.Saludos,Andrés.

Así es Andrés, esos son momentos sublimes que se viven una sola vez y quedan grabados en nuestra alma.Gracias por tu comentario y aceptación.Un gran saludo;AMAR.