El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

ASESINOS AD HONOREM

ASESINOS AD HONOREM
Sólo dos personas estaban serias, calladas, en la tribuna. Sabían que el verdadero espectáculo no iba a ser, como decía el cartel, la presentación de una plataforma política conservadora más. Mientras los otros entonaban pulidos e inofensivos cánticos partidarios, el menor masticaba ansioso un chicle viejo, manteniendo la mirada fija en la entrada al pequeño estadio. El mayor, con experiencia en estas misiones, sostenía en su mano derecha, dentro del bolsillo y preparada, el arma con la que iba a asesinar al candidato.
El tiempo se alargaba para ellos mientras los gritos y cornetas pretendían convertir el asunto en una fiesta. Vestidos con elegante sencillez para no llamar la atención, de vez en cuando lanzaban un grito mentiroso que los escondía un poco más.
El candidato entró rodeado de sus guardaespaldas saludando con los brazos en alto. Subió a la tribuna a pocos metros de los matones y, mientras recibía un ramo de flores de las Damas de Beneficencia, quedó sin protección por un momento. Era la ocasión. Mientras uno se ponía adelante para disimular y cubrir, el otro extrajo la pistola y apuntando con pericia, disparó un solo tiro a la zona del corazón. Ya estaba hecho. No importaba nada más. Habían cumplido el contrato. Ahora, sólo restaba aprovechar el alboroto, esconderse entre la gente, escapar y recoger el dinero.
El ardor vengativo de la multitud no lo consintió: habían matado al futuro salvador de la patria. Como animales feroces se lanzaron sobre la pareja pagada nadie sabía por quién. No interesaba. En apenas diez minutos cientos de personas acaudaladas y cultas, destrozaron con salvajismo, a puntapiés, golpes de puño y navajazos suizos a los dos delincuentes.
Incomprensiblemente, la multitud no solicitó pago alguno por las dos muertes.

Relato crudo pero muy real!!!!

Estimada Leedee: me parece un buen relato, breve y conciso. Para mi gusto quizás le sobran dos adjetivos "acaudaladas y cultas" Esos no llevan navajas suizas. Pero es solo mi opinión, que no invalida el texto tal como está. Te felicito. Un abrazo.

Gracias por el aporte, Caizán. ¿Qué pueden llevar a un acto?

Lo mismo que llevarías vos. Un abrazo cordial.

Hola LEEDEE.Otro buen relato, narrado con tu sello de originalidad.¡EXCELENTE!. Saludos cordiales:AMAR.

Hola Leedee, me agradó tu cuento.Crudo, corto y con un mensaje para los políticos.Saludos,Rayo.

Hola Rayo, imagina "qué mensaje" para los políticos. La historia nos narra los acontecimientos de Colombia, con Gaitan y los de EEUU., con los Kennedy. Ya no se valora la vida.Bueno amigo, otra excelente narración de la amiga LEEDEE.Saludos cordiales:AMAR.