El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

El come calzones

Era una noche de navidad. Tumbaron la puerta. Revisaron en la sala, en la cocina y en la bodega. La puerta de su cuarto estaba abierta, encendieron la lámpara y vieron las tétricas telarañas que colgaban de las esquinas de las paredes, un olor putrefacto hizo que los oficiales se taparan las narices. En el piso había botellas de ron plata regadas. Fueron al baño y…. ahí estaba, el degenerado conserje, buscado en cinco departamentos del país. Alumbraron con el foco para no hacer ruido al encender el interruptor. Estaba en el inodoro en calzoncillos, sus manos colgaban y su cabeza hacia atrás. De su boca salían los calzones coloridos que tenían dibujado conejitos y corazones. Semanas atrás, las estudiantes del colegio Miguel de Servantes, se quejaron con la directora porque de sus lockers desaparecían sus calzones, todos los viernes que practicaban volleyball, sucedía lo mismo. Mientras la ambulancia venía en camino, los oficiales registraron las gavetas, encontraron una cámara, y las fotos que vieron parecían las de una carnicería. El conserje salía señalando a sus víctimas descuartizadas y con la otra mano se introducía los calzones sangrientos a la boca como orgulloso de su trofeo. En la autopsia se reveló que su estomago contenía casi diez calzones, once con el que sobresalía de la boca, al parecer no le dio tiempo para deglutir el último.

¿Qué tal Dariano? Estas muy trabajador. Me queda una duda: ¿es el comienzo o el final de un cuento policial? Te doy un año para que me contestes Te doy bastante tiempo porque te aprecio. Un abrazo.

Bien Caizán, gracias, ¿y vos?. Gracias por tu aprecio, pero te responderé ahora. Fue un intento después de haber leido teoría acerca del cuento policial. Lo releo y me da un impulso en el pecho, como diciendo "esto está mal". Lo que sucede es que intenté dar el flashback, pero no salió nada bien :D.