El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

Método efectivo para aprender a leer

Eran las tres de la tarde. Estaba en el patio debajo del sol, obligado a leer el Quijote. Si a las cuatro no terminaba me darían una tunda. Todos los días era lo mismo. No podía engañarlo, después de la lectura, me preguntaba al azar cualquier capítulo, debía contestar o no me daba de cenar. Mi piel estaba negra de tanto sol. Casi terminaba el capitulo CXXVI, no pude más, vomité el almuerzo, y caí de rodillas sosteniendo mi abdomen. Escuchó todo, llegó gritándome que me levantara, lo intenté pero caí, sacó su faja y me dio una paliza, dejándome toda las piernas moradas.

Me despertó a las cinco de la mañana, igual que siempre. Comenzaba memorizando diez palabras del diccionario con su significado, después se las reproducía como lora. Desayunaba, me duchaba, y después me mandaba a la sala a memorizar un soneto de Garcilaso. A la una de la tarde me mandaba a leer, esta vez "El anticristo" de Nietzsche. Estaba furioso, no soportaba esta tortura, así que corrí a la puerta, escuchó mi carrera, gritó que adónde iba. Le lancé el libro y le dije: -Que lo lea tu madre-.

Corrí sin mirar atrás, lo único que recuerdo fue un camión de la coca cola pitándome. Después de eso, abrí mis ojos, estaba en una cama hospitalaria, vi en mi pecho un libro: “Al faro” de Virgina Woolf. Suspiré, y de pronto: -Creíste que escaparías tan fácil-.

Desperté sudado, casi sin respirar: -fue un sueño- dije. Vi al lado de mi almohada los libros que ayer en la tarde mi mamá me obsequió (los mismos del sueño) por mis buenas calificaciones: -Si quiero que mis hijos lean, usaré ese método tortuoso- Pensé.

Hola Dariano:
Es la primera vez que leo

tus relatos aunque hay algunos que no logro entender...Este me gusto muchísimo sigue asi

Es un texto claro, entendible. Es importante que quien te lee, entienda tu mensaje, lo que quieres decir. Me parece bien, que publiques en el taller; eso nos dará la posiblidad de darte nuestra opinión aobre qué esta mal. Creo que todos debieramos tener esa humildad.

Gracias por sus observaciones, aunque no parece la última línea del final, creo que sería mejor dejarlo hasta "buenas calificaciones" y el título a: Pesadillas de literato o lectura tortuosa.

Debo decir que, en mi opinión, tanto el Quijote como el Anticristo son obras fabulosas, por lo que, inicialmente, me chocó un poco que apareciesen rodeadas de esa imagen desagradable. Sin embargo es cierto que en el texto queda muy claro que el chaval se siente obligado, casi vejado, a una lectura que, con independencia del autor, no puede resultar agradable.

Gabriel García Marquéz se tragó como purgante el Quijote leyendolo en su baño es un método útil :), a la mitad queres tirarte un tiro, pero es un clásico y se debe leer.