El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

Falsas acusaciones

Desperté del coma. Me dieron de alta semanas después. Llegué a mi casa, animado para llevar mi novela a la editorial. Vi la ventana quebrada, abrí la puerta. Busqué mi ordenador, mi novela desapareció. En los siguientes días visité una librería, quería relajarme con un café y un buen libro. Mientras veía los diferentes libros en las estanterías, uno atrajo mi atención. El titulo decía “Hitler resucita” era la novela que yo escribí. Las preguntas surgieron, recordé la ventana quebrada, y como una chispa vino a mi mente: Esteban. Me fijé en la editorial que lo publicó, anoté el número de teléfono y llamé:

-Alo, mi nombre es Andrés Escobar, mientras miraba las estanterías me encontré con mi novela, la han plagiado. Esteban robó mi ordenador mientras yo estaba en coma-

-Disculpe Señor, pero no podemos hacer nada, lo más seria reuniéndonos con Esteban- Dijo

Después llamé a Esteban:

-Amigo, cómo estás? Desde que me dieron de alta no me has visitado- dije sarcásticamente

-Andrés te invito a un café, podemos reunirnos ahora?- Dijo

-Me parece una buena idea, y de paso discutimos tu nueva novela.

-A que te refieres?- Dijo

-Tomaste mi novela mientras estaba dormido, llamé a la editorial dijeron que tu les diste el trabajo- Dije

-Sí, así es, sé que no era lo correcto pero pensé que nunca despertarías del coma, entonces lo llevé a la editorial Azul, una semana después y ya habían impreso cientos de ejemplares, es un bestseller, el dinero está en tu cuenta y los derechos de autor los firmó un tutor que te concedió el juez- Dijo

-Esperate un momentito, entonces, vos no… este, mejor nos vemos en café y libros- Dije

-Bueno, ya llego- Dijo

Estaba a punto de perder una amistad por un mal entendido, quería matarlo, me pareció mucha envidia de su parte, pues el ya había publicado algunas obras pero fueron rechazadas por falta de espíritu, carácter e imaginación.

Dariano, es curioso que los cuentos que envías son... diferentes. Planteas una situación, un problema, pero parece que el final no te importa mucho, tiene menos peso que la historia en sí (y el final de ésta tiene cierta moraleja)

Hago mías la reflexiones de Tramposo. Quizás el final es el párrafo anterior, donde Esteban le explica a Andrés lo que ha hecho.
Puede ser un buen final, narrado en la mesa del cazfé.
Trata de leer en voz alta, te darás cuenta qué esta bien y qué mal.
Hay que seguir trabajando. Suerte.

Si, pensé el final de esa forma, pero lo cambié a como está:s. Saludos!