El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

cien años y rayuela?

Página 416 de la edición 2007 de Sudamericana. Si no entiendo mal, hay una referencia a rayuela en la etapa de París.
Es cuando Aureliano piensa en la estancia de Gabriel en París.
"(...) en el cuarto oloroso a espuma de coliflores hervidos donde había de morir Rocamadour."

De paso me llevó a recordar lo mucho que me impresionó la muerte de Rocamadour en la novela de Cortázar.

Saludos.

la muerte de rocamadour fue para mí una de las muertes más raras y misteriosas en toda la literatura..
saludos

jorge analizlo bien y quizas te encuentres mas cosas que has pasdo desaprecicbido aun

saludos bye

A mi, personalmente la muerte de Rocamadour me conmovió muchísimo!.
La escena que se pinta es terrible: el niño muere silenciosamente y La Maga, está ajena totalmente a ello, mientras espera la hora de darle su medicina. Oliveira se da cuenta que el niño está muerto y vá pasando la noticia a los otros, pero nadie se anima a avisarle.
Hablan sobre libros, de Sartre, Jung..(de la vida y la muerte curiosamente)se crea una atmósfera de vaga ternura como si se quisiera
alargar el tiempo ó detenerlo...
Es una de las muertes más tensas y tristes de la literatura...
Gracias, por recordármelo.
Y es muy posible, Jorge que haga un homenaje solapado al libro, García Márquez es un gran admirador de Cortázar, encabezó los homenajes del centenario de su nacimiento.
Saludos

Ohhh q bueno, yo soy un poco distraido, pero si note ese tipo de detalles, q bueno q no soy el uniko!!!

un saludo!!!!alberto

oh bebé, rocamadur, bebé.... tengo grabada la voz de cortazar leyendo ese párrafo

Te refieres a la carta de La Maga a su hijo.Tengo un cd con las entrevistas y las lecturas con algunos párrafos de su obra. Es una carta conmovedora y aún mas en la voz del propio Cortázar!
Saludos

si... solo tengo un par de temas, hay un cd completo???

En realidad me lo obsequió un amigo, porque sabe de mi admiración por Cortázar. Me grabó sus cuentos y las entrevistas que dió en ciertas oportunidades , hablando de literatura, sus preferencias, sus ideas políticas etc...Todo lo que anda colgado por la red está en ese cd.
Saludos

maru:

habria oprtunidad e que enviaras a i correo parte del cd, o todo completo para escucharlo.

Te lo agradeceria,

saludos.
o quizas hay algun sitio en la red para consegurilos.

Bueno lo que sospechábamos del homenaje de García Márquez hacia Julio Cortázar lo prueba este artículo que pego aquí, un poco largo, pero interesante para sus lectores:

García Márquez habla de Cortázar:

Fui a Praga por última vez hace unos quince años, con Carlos Fuentes y Julio Cortázar. Viajábamos en tren desde París porque los tres éramos solidarios en nuestro miedo al avión y habíamos hablado de todo mientras atravesábamos la noche dividida de las Alemanias, sus océanos de remolacha, sus inmensas fábricas de todo, sus estragos de guerras atroces y amores desaforados.
A la hora de dormir, a Carlos Fuentes se le ocurrió preguntarle a Cortázar cómo y en que momento y por iniciativa de quién se había introducido el piano en la orquesta de jazz. La pregunta era casual y no pretendía conocer nada más que una fecha y un nombre, pero la respuesta fue una cátedra deslumbrante que se prolonga hasta el amanecer, entre enormes vasos de cerveza y salchichas de perro con papas heladas. Cortázar, que sabía medir muy bien sus palabras, nos hizo una recomposición histórica y estética con una versación y una sencillez apenas creíbles, que culminó con las primeras luces en una apología homérica de Thelonius Monk. No sólo hablaba con una profunda voz de órgano de erres arrastradas, sino también con sus manos de huesos grandes como no recuerdo otras más expresivas. Ni Carlos Fuentes ni yo olvidaríamos jamás el asombro de aquella noche irrepetible.
Doce años después vi a Julio Cortázar enfrentado a una muchedumbre en un parque de Managua, sin más armas que su voz hermosa y un cuento suyo de los más difíciles: La noche de Mantequilla Nápoles. Es la historia de un boxeador en desgracia contada por él mismo en lunfardo, el dialecto de los bajos fondos de Buenos Aires, cuya comprensión nos estaría vetada por completo al resto de los mortales si no la hubiéramos vislumbrado a través de tanto tango malevo; sin embargo, fue ese el cuento que el propio Cortázar escogía para leerlo en una tarima frente a la muchedumbre de un vasto jardín iluminado, entre la cual había de todo, desde poetas consagrados y albañiles cesantes, hasta comandantes de la revolución y sus contrarios. Fue otra experiencia deslumbrante. Aunque en rigor no era fácil seguir el sentido del relato, aún para los más entrenados en la jerga lunfarda, uno sentía y le dolían los golpes que recibía Mantequilla Nápoles en la soledad del cuadrilátero, y daban ganas de llorar por sus ilusiones y su miseria, pues Cortázar había logrado una comunicación tan entrañable con su auditorio que ya no le importaba a nadie lo que querían decir o no decir las palabras, sino que la muchedumbre sentada en la hierba parecía levitar en estado de gracia por el hechizo de una voz que no parecía de este mundo.
Estos dos recuerdos de Cortázar que tanto me afectaron me parecen también las que mejor lo definían. Eran los dos extremos de su personalidad. En privado, como en el tren de Praga, lograba seducir por su elocuencia, por su erudición viva, por su memoria milimétrica, por su humor peligroso, por todo lo que hizo de él un intelectual de los grandes en el buen sentido de otros tiempos. En público, a pesar de su reticencia a convertirse en un espectáculo, fascinaba al auditorio con una presencia ineludible que tenía algo de sobrenatural, al mismo tiempo tierna y extraña. En ambos casos fue el ser humano más importante que he tenido la suerte de conocer.
Desde el primer momento, a fines del otoño triste de 1956, en un café de París con nombre inglés, adonde él solía ir de vez en cuando a escribir en una mesa del rincón, como Jean-Paul Sartre lo hacía a trescientos metros de allí, en un cuaderno de escolar y con una pluma fuente de tinta legítima que manchaba los dedos. Yo había leído Bestiario, su primer libro de cuentos, en un hotel de Lance de Barranquilla donde dormía por un peso con cincuenta, entre peloteros más mal pagados y putas felices, y desde la primera página me di cuenta de que aquél era un escritor como el que yo hubiera querido ser cuando fuera grande. Alguien me dijo en París que él escribía en el café Old Navy, del boulevard Saint Germain, y allí lo esperé varias semanas, hasta que lo vi entrar como una aparición. Era el hombre más alto que se podía imaginar, con una cara de niño perverso dentro de un interminable abrigo negro que más bien parecía la sotana de un viudo, y tenía los ojos muy separados, como los de un novillo, y tan oblicuos y diáfanos que habrían podido ser los del diablo si no hubieran estado sometidos al dominio del corazón.
Años después, cuando ya éramos viejos amigos, creí volver a verlo como lo vi aquel día, pues me parece que se recreó a si mismo en uno de los cuentos mejor acabados - El otro cielo -, en el personaje de un latinoamericano sin nombre que asistía de puro curioso a las ejecuciones en la guillotina. Como si lo hubiera hecho frente a un espejo. Cortázar lo describió así: "Tenía una expresión distante y a la vez curiosamente fija. La cara de alguien que se ha inmovilizado en un momento de su sueño y se rehúsa a dar el paso que lo devolverá a la vigília.". Su personaje andaba envuelto en una hopalanda negra y larga, como el abrigo del propio Cortázar cuando lo vi por primera vez, pero el narrador no se atrevía a acercársele para preguntarle su origen, por temor a la fría cólera con que él mismo hubiera percibido una interpelación semejante. Lo raro es que yo tampoco me había atrevido a acercarme a Cortázar aquella tarde del Old Navy, y por el mismo temor. Lo vi escribir durante más de una hora, sin una pausa para pensar, sin tomar nada más que medio vaso de agua mineral, hasta que empezó a oscurecer en la calle y guardó la pluma en el bolsillo y salió con el cuaderno debajo del brazo como el escolar más alto y más flaco del mundo. En las muchas que nos vimos años después, lo único que había cambiado en él era la barba densa y oscura, pues hasta hace apenas dos semanas parecía cierta la leyenda de que era inmortal, porque nunca había dejado de crecer y se mantuvo siempre en la misma edad con la que había nacido. Nunca me atreví a preguntarle si era verdad, como tampoco le conté que en el otoño triste de 1956 lo había visto, sin atreverme a decirle nada, en su rincón del Old Navy, y sé que dondequiera que esté ahora estará mentándome la madre por mi timidez.
Los ídolos infunden respeto, admiración, cariño y, por supuesto, grandes envidias. Cortázar inspiraba todos esos sentimientos como muy pocos escritores, pero inspiraba además otro menos frecuente: la devoción. Fue, tal vez sin proponérselo, el argentino que se hizo querer de todo el mundo. Sin embargo, me atrevo a pensar que si los muertos se mueren, Cortázar debe estar muriéndose otra vez de vergüenza por la consternación mundial que ha causado su muerte. Nadie le temía más que él, ni en la vida real ni en los libros, a los honores póstumos y a los fastos funerarios. Más aún: siempre pensé que la muerte misma le parecía indecente. En alguna parte de La vuelta al día en ochenta mundos un grupo de amigos no puede soportar la risa ante la evidencia de que un amigo común ha incurrido en la ridiculez de morirse. Por eso, porque lo conocí y lo quise tanto, me resisto a participar en los lamentos y elogías por Julio Cortázar. Prefiero seguir pensando en él como sin duda él lo quería, con el júbilo inmenso de que haya existido, con la alegría entrañable de haberlo conocido, y la gratitud de que nos haya dejado para el mundo una obra tal vez inconclusa pero tan bella e indestructible como su recuerdo.

Extraído de "Manual de Cronopios" (Francisco J. Uriz) - Ediciones de la Torre ©

Marina:
Gracias por compartir este artículo, a mí me encanta Julio Cortázar y no sabía que tan cercano era de Gabriel.
Algún día volveremos a ver tantos escritores inmortales en una sola generación?
Yo creo que no, pero mientras tanto voy a aprovechar la ocasión para decirles a los que no han votado, que apoyen a Rayuela.
Y si acaso no ganara, piensen en ella para el próximo mes, es uno de los mejores libros que se han escrito en nuestra lengua.
Saludos a todos, y gracias otra vez.

Hola Anabel!
Mira Anabel, he descubierto este artículo y me he sorprendido tanto como tú, por la admiración y el cariño con que García Márquez habla de Cortázar.
Bueno, al igual que tú apoyo a "Rayuela", porque sería traicionarme a mi misma sino la votara. En cualquiera de los casos hay obras que también me interesan, pero guardo la esperanza de que algún día este club tenga el honor de leer ó descubrir este libro. Pero hay buenas señales, cada vez se habla más de Julio en el foro y eso me pone feliz.
Leyendo lo que escribes en el foro, descubrí que te gusta escribir y que estabas probando suerte en un concurso, cuéntame que escribes, que género... si?. Perdona la indiscreción, pero soy curiosa por naturaleza, como toda mujer!
Saludos!
Marina :wink:

Maru, gracias por el artículo, como siempre todo lo relacionado con García Márquez me emociona, indistintamente de si es su objeto o su ejecutor. Sobre la obra de Cortázar, aunque mi propuesta para el próximo mes fue diferente, la realidad es que espero disfrutarla en algún momento con todos ustedes. Hasta Pronto

Bueno lo que sospechábamos del homenaje de García Márquez hacia Julio Cortázar lo prueba este artículo que pego aquí, un poco largo, pero interesante para sus lectores:

Maru: Excelente artículo, muchas gracias por compartirlo.

Saludos

Queridos todos,
en primer lugar quiero daros las gracias por acercarme a un escritor que desconozco casi absolutamente. Estas últimas semanas he intentado informarme sobre su obra -reconozco haber descubierto un magnífico escritor- y, la verdad, tengo que decir que aun cuando Rayuela (que no he leído todavía) sea su obra cumbre, tengo entendido que por su contenido y su extensión tal vez (y solo digo tal vez) no sea una obra para leer en el Club. Por lo menos no ahora (llevando como llevamos 2 obras). Francamente preferiría esperar un tiempo o -como alternativa- leer alguna otra obra de este gran escritor. En caso contrario tendríamos que dar por lo menos 2 meses de tiempo (entiendo que los contenidos de la obra exigen cierta tranquilidad para ser asimilados) y estaríamos ralentizando un poco las lecturas. Yo, francamente, creo que deberíamos apuntar a otro tipo de obras y dejar estas como optativas o dejarlas para más adelante...

Hola Vagabundo

Ante todo te aclaro que respeto tu opinión y que he leído atentamente todos los argumentos ó recomendaciones que has dado con referencia a la posible lectura de "Rayuela", pero yo creo que estás subestimando a los lectores de este club con ese comentario que yo personalmente catalogaría de al menos "tendencioso". Quizás puedo estar de acuerdo en eso de que podemos dejarla para más adelante, si tú me dices que ya la has leído y te resultó dificultosa, pero no me gustó eso de que "no sea una obra para leer en el club", cuando tú mismo confirmas que no las has leído aún y que recién estás conociendo a su autor ¿porqué aventurarte a prejuzgar?
Yo he tomado humildemente nota de tus consideraciones, pero igualmente pienso que deberías escribir un manual con las lecturas que tú crees apropiadas para este club. Tú hablaste de apuntar a otro tipo de lecturas, explícame eso. En la historia de la humanidad estos hechos se han repetido con desagradable frecuencia y créeme, siempre, las consecuencias han sido penosas.
En el peor de los equívocos siempre será posible dirimir las diferencias a través de las palabras. Así, que espero tu respuesta.

Saludos

Marina

vagabundo:
me parece que no deberíamos sugerir que tipos de libros leer y cuáles no, OK? me refiero a que vos podés decir este libro me gusta, este no, con tu voto podés hacer lo que te plazca pero de ahí a meterte con los derechos de los otros a elegir lo que se les dé la gana, me parece demasiado.
y creo también que estás equivocado con respecto al libro, aquí en Bs As lo leen en la escuela secundaria (te estoy hablando de chicos de 16 o 17 años). Yo he leído varias veces el libro y tampoco se necesita asimilar tanto!
vos podés pensar lo que quieras, pero respetá el derecho de los otros para elegir un libro, por algo eligen Rayuela y no otro de Cortázar, como si fuera lo mismo, un libro que otro!
te invito a que leas un libro de Julio Cortázar y luego opines eh?
si todos piensan como vos jamás leeremos a un Faulkner, a un Joyce, Proust y a tantos otros.
pues si las cosas van a ser así, mi presencia en este club no tiene ningún sentido

HOla Vagabundo

Te aseguro que por su extensión no hay problema pues algo que tiene Cortazar es que cuando empiezas a leerlo no lo puede dejar es como un vicio y creo que se leería muy rapido por esta razón.

Bueno Vagabundo, la verdad es que yo tambien estoy en contra, no tuya, sino de tu idea.
Cómo puedes recomendar no leer algo que tú mismo no has leído?
Rayuela es poesía en prosa.
Yo no lo he terminado pero al menos lo conozco hasta la tercera parte y creo que uno de los objetivos de este club es que los miembros conozcan obras de todo tipo y que vayan aumentando su percepción general, vamos, que sean más exigentes.
Yo confio en la capacidad de todos para comprender esta obra, que de hecho termina en el capítulo 58 (o algo así) en su lectura convencional, así que su extensión no sería problema si dejamos la otra disposición (el salto de capítulos) para el tiempo disponible que después tenga cada quien.
Aprovecho este mensaje para sugerir a la comunidad que si no gana este mes, al próximo consideren a Rayuela.

Hola Vagabundo :D

tampoco comparto tu idea, lo bueno para ti, puede ser destestable para mi o magnifico para otra persona, los gustos son subjetivos y para poder catalogarlos debemos conocer, experimentar y recién ahi expresar una opinión favorable o desfavorable, creeme que los prejuicios es mejor enterrarlos :wink:

...yo aún no me he dado el tiempo de leer Rayuela, y como dice ANABEL si no gana para este próximo mes, estoy segura que lo tendremos dentro de nuestras lecturas posteriores( ojala Aghata no nos gane :P )

Abrazos!!

:o Yo si quiero que Agatha se lleve la de oro y nos demos unas vacaciones..... pero tambien espero pasar por Rayuela, y por todas y cada una de las que se han propuesto, si cualquiera de ustedes propone una lectura ya de por sí tiene un valor agregado porque son personas que se han tomado y se toman el tiempo de su cotidianeidad para invertirlo aquí, por eso leo todos los mensajes con atención, aquí no importa experiencia, conocimiento o cualquier otra cualidad con que seamos bendecidos por la vida, importa que NOS INTERESAN los demás.
Leyendo a Vagabundo, Maru, Thamy,Tony, Anabel y Risos veo ese Interés, yo misma alguna vez hablando con Joan, le decía que no me había atrevido a postular a SIMONE DE BEAUVOIR y su Segundo Sexo por parecerme pesado al estar iniciando el Foro su vida, pero he aprendido a confiar en mis compañeros y se que la decisión que se tomé será la más conveniente para todos.
HAsta Pronto y QUE VIVAN LAS DIFERENCIAS.

Saludos a todos...
Yo, simplemente, doy mi opinión, no impongo nada a nadie :? De hecho, escribiendo un mensaje en el foro no estoy modificando el resultado de la votación. Si leer la opinión de otros miembros va a llevar a alguien a plantearse su permanencia en el club, o molestarse con alguien, o empezar a filosofar sobre el sentido de la vida, pues me parece estupendo :) Yo reclamo mi derecho a dar mi opinión, y sigo pensando que prefiero que salgan lecturas más asequibles por ahora :P

Gracias por los comentarios

Bueno Vagabundo, por supuesto respetamos tu opinión, pero si gana (este o el próximo mes) espero que le des una oportunidad y te decidas a leerla.

Hola, Anabel :)
¡Por supuesto que la leería! No puedes imaginarte las ganas que tengo. Y, obviamente, para mí no es una cuestión de cerrar o abrir puertas de forma arbritraria, ni de ganar o perder...
A lo que me refería es a que en el mundo en el que tenemos la suerte de vivir la cultura es... una excepción. Y creo que este tipo de iniciativas (como el Club Literario) son o pueden ser una magnífica forma de hacer llegar la cultura a la gente. Entiendo que muchos de nosotros puedan encontrar satisfacción en la lectura de una obra "compleja", pero... me imagino también la cantidad de personas que pueden sentirse más atraídas por cosas "más simples" (si se me permite el comentario).
Si en un futuro hay 4 o 5 canales "especializados" (de ciencia ficción, de literatura juvenil, clásicos, etc.) estaremos ofreciendo -a todas esas personas no tan habituadas a la lectura- la posibilidad de elegir, sabiendo que todas las obras que resulten elegidas serán buenas elecciones. Hoy, después de una lectura y media, sería... demasiado significativo, en mi opinión.

Lo peor que puede pasar es que haya algunos miembros que no la entiendan, pero por lo menos ya podrán decir que tuvieron el honor de leer a Rayuela.
Mejor confundirse con una obra compleja, que detener el crecimiento con una demasiado ligera.
Hasta pronto y no dejes que tus ganas se extingan!

A mí me ha parecido desproporcionada la respuesta que ha recibido la opinión (pues solo era una opinión) de Vagabundo, la verdad. Creo que deberíamos replantearnos nuestra forma de expresarnos. Términos como "tendencioso", "prejuzgar", "lo que les dé la gana", "meterte con los derechos de los otros", en fin -y solo por decir lo que le parece, no por imporner nada- hacen a uno (una) replantearse si opiniar o no en algunas circunstancias.
Vagabundo, yo te entiendo: por supuesto que la lectura a leer debe ser la elegida por votación, pero también espero que "El Quijote" (que sí he leído) tarde un poco en salir. Y no porque no me considere a la altura :)

Besitos

Hola Sandra!

Entiendo que esta lluvia de opiniones todas muy diversas te desagraden, según tú, por los términos desmesurados que se han usado. Mirá, yo me hago cargo de lo mío y no quito una coma de lo que puse, porque es mi opinión, es lo que yo sentí cuando leí el mensaje y porque además no puedo de ninguna manera ser objetiva con Rayuela, que por cierto, es uno de mis libros favoritos. Con el tiempo he aprendido a no callar cuando algo me molesta y seguiré haciéndolo porque creo que no hay nada que nos enriquezca más, como club de lectura, que las diferencias siempre llevadas hasta el punto justo y poniendo como límite el respeto hacia el otro. Yo no veo nada de malo en expresar lo que siento.Lo que a tí te puede parecer exagerado a mi me puede parecer adecuado, ínfimo
y de esos contrastes está hecha la esencia del pensamiento humano.
Vagabundo expresó su opinión, yo la mía y vosotros la vuestra y así espero seguirá siendo, por suerte, con altura y respeto.
Saludos
Marina

Gracias por el texto que nos recuerda la amistad entre dos genios de la literatura.

es fantastica la alusion que hace gabo en esta pagina de su obra, la habitacion tal y como la pinta cortazar en esta momento tragico donde todo lector susceptible de emocion humana encontrara una escena consternante, pero hay que ser honesto los protagonistas de la obra rayuela son seres desalmados, para todo aquel que prestara atencion al trato de victor a rocadamaur notara cierto nivel de repugnancia ante el niño de la mga, la cual no le daba la mejor vida al pequeño infante.

Rayuela es la novela que sin duda me "rompió má :!: s la cabeza". Estoy terminando la lectura, al principio me costo tomarle el sentido, el hilo, pero cuando lo hice no puede dejar de pensar en la vida de Oliveira y su manera tan particular vivirla. Me parece una obra que todos debemos leer, por lo que compartimos con los personajes y lo que no, es una maravilla. :!:

Bienvenido Martín!
Coincido plenamente contigo!. Para el próximo mes haré campaña para que salga seleccionada esta lectura. Horacio Oliveira y La Maga son una delicia. Es una novela existencial, "un gran agujero de un enorme embudo" como bien alguien la definió.
Sería un placer discutir en el club las charlas del "Club de la serpiente".
Saludos
Marina :wink: