El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

¿Acaso me gustaba leer a Gabriel García Márquez?

Porque tuve que leer una de sus obras por obligación, me produjo desmotivación por este escritor que a decir verdad con grandes méritos y esplendoroso trabajo literario le mereció ser Nobel de Literatura.

Para sorpresa mía, se le rindió gran homenaje y su obra tuvo despliegue espectacular y fué así como me animé a leer Cien Años De Soledad.

Al leer esta magnífica obra, descubrí una mente brillante que lo conduce a recrearse, a deleitarse y a fascinarse por el realismo mágico que lo maneja con majestuosidad de tal forma que se le permite al lector entrar en un mundo de fantasía que lo aleja del cansancio y del aburrimiento del contexto en que se vive, se trabaja y se estudia.

Los personajes de esta novela representan gran maestría para crearlos y a través de toda la obra darles movimiento, acción que pareciera estar viéndolos en un escenario que representa la obra a la perfección.

Después de leer esta novela me fasciné por otras obras de García Márquez; así es que lean "El coronel no tiene quien le escriba", "La Hojarasca", "EL coronel en su laberinto" y por ahora hasta aquí.

Saludos Hilda, mira que cuando me inicie con García Márquez me paso algo similar, no lo disfrute porque era un mandato, tiempo después... realmente varios años más tarde volví por sus libros y desde hace ya casi treinta años ando de amores con ese hombre (así el no lo sepa, claro que mi marido si.... :lol: ).
Si quieres saber más sobre el escritor consulta www.elcolombiano.com/proyectos/gabrielgarciamarquez/index.htm

Hasta Pronto

Estoy totalmente de acuerdo con ustedes, parece que en lugar de motivar a seguir las lecturas del GABO, es todo lo contrario, a mi humilde modo de pensar, para empezar con él y mas si es joven el publico a forzar, empezaria con "La cronica de una muerte anunciada", libro pequeño del GABO, que te encierra en su lectura y te deja ver las caracteristicas de gran escritor que tiene, y que en verdad te motiva a seguir buscando textos del autor.
pongamos por ejemplo otro de nuestros miembros que este fin de semana esta buscando informacion de "Vivir para contarla" y le piden una rezeña del libro, es un librote de mas de 500 paginas y ¿esperan que un muchacho de 15 años lo entienda y ademas adquiera el gusto por el GABO?

Y que conste que no se lo dije de frente hasta que la sentí más orientada en el asunto, pero quisiera poder ir al colegio de Katrin y tener una charlita con la profe..... los docentes diran si ando buscando oro donde no lo hay.... pero en época de colegio, yo tomaría un solo capítulo lo leería en comunidad, lo discutiría, analizaría, dejaría que expresaran toda esa insaciable sed de conocimiento que tienen por naturaleza y que se trunca cuando los lanzan a leer 572 páginas, sin tener un histórico, ni un entrenamiento a espaldas. Muchos pensaran que era pereza de juventud....no realmente estaba angustiada, me la encontré no solo en el cub, sino en toda la red preguntando y no era que no hubiese leído, es que no tenía ni idea dde como arrancar con el trabajo. Una tarea no debe poner a un muchacho al borde la histeria
Ya me desahogue. Gracias.

la verdad que siempre me ha gustado leer a gabriel garcia marquez, el primer libro que lei fue el coronel no tiene quien le escriba, al que luego siguio relatos de un naufrago y cronica de una muerte anunciada, entre otros. Luego de sentirme facinada con su literartura, comence a leer cien años de soledad, y para mi sorpresa no me gusto. No se si esto solo me paso a mi, pero a mi entender he leido obras mucho mejores del autor.

Hola Ceci, aqui Rene, podria humildemente preguntar el porque no te gusto los 100 años de soledad, y tambien estoy de acuerdo contigo de que ek Gabo tiene mejores trabajos, en lo particular me parece que la Cronica de la muerte anunciada, me atrapa mas rapidamente que los cien años, pero me intrigaste con tu comentario, por avor te gustaria elaborar un poco mas

Todas Uds. tienen razón.
En Bogotá hay una entidad que aboga porque la lectura como tal se saque de las aulas, se llama Fundalectura; ellos dicen que en la escuela lo que hacen los maestros es hacer que los niños aborrezcan la lectura.
Yo estoy de acuerdo con ellos en esto último, pero lo que en realidad debe hacerse es cambiar en el docente la concepción de la lectura de la obra literaria.
Definitivamente se deben abolir los análisis literarios; en un congreso al que asistí durante una Feria del libro de Bogotá con diferentes escritores, ellos decían que una obra de arte no se puede analizar, simplemente degustar, ellos sentían que en las aulas, toman la obra y le hacen una disección y la convierten en algo muerto.
Marina Colassanti (autora brasilera ganadora del premio Andersen, equivalente al nobel de literatura pero para niños) decía que los niños la llamaban a su casa para preguntarle ¿Oye tú qué quisiste decir con esto o aquello?, y ella no sabía qué responder porque no había querido decir nada más allá de lo que decía.

Igual García Márquez, cuenta una anédota donde a su hijo en un examen en una universidad en Londres le preguntaban qué significado tenía el gallo en el El coronel no tiene quien le escriba y como no sabía lo rajaron porque según el maestro el gallo representaba la clase oprimida. García M se burla diciendo que daba gracias a su buena estrella porque él había pensado hacer un sancocho con el gallo (en la obra claro)
Termina diciendo a los maestros que no busquen significados donde no los hay, que se limiten a ser un buen guía de lectura para sus alumnos.
Al maestro se le presenta un gran dilema porque el sistema le pide evaluación.
Una buena forma de hacer que la lectura sea atractiva y al mismo tiempo poder evaluar es realizando diferentes actividades lúdicas a partir de las obras. Por ejemplo:
- Hacer una maqueta o un mapa teniendo en cuenta los lugares y personajes del libro.
- Dramatizar un capítulo de la obra.
- Elaborar un diario de uno de los personajes (uno o dos días) teniendo en cuenta los datos del libro y asumiendo su personalidad.
- Elaborar la biografía de uno de los personajes basándose en los datos del libro.
- Prepar una entrevista a uno de los personajes o para el autor del libro.
- Diseñar un vestido para su personaje favorito de acuerdo con la época
-Inventar otro final para la historia.
- Montar una función de títeres basada en el libro.
- Hacer acrósticos con los nombres de los personajes.
Podría seguir enumerando una cantidad infinita de actividades ( de hecho pienso en proponer algo así para la lectura del perfume) que, les digo por experiencia, los niños realizan con mucho entusiasmo y de las cuales el maestro saca su evaluación. Luego ellos están acosando al maestro pidiéndole su próximo libro.
Hay muchísimas otras formas de hacer que los niños amen la lectura, podría exponer todo un tratado. Además tareas como la de Katrina es bobada ponerlas, porque al menos acá en Colombia, se consiguen las obras analizadas y los chicos todo lo que hacen es copiarlas. Así se vengan del maestro.
Ahí tienen mi granito de arena, si hay docentes en el foro, mejor.
Un abrazo
Cari

Perdón Rene:
Quise decir, todos Uds.
Cari

Queria Carias no sabes cuanto me ha emocionado el leer tu comentario, por dos razones, la primera porque sin saberlo creo que nos cruzamos en la misma conferencia y la segunda porque efectivamente esa es la forma que hemos venido empleando con los muchachos en las lecturas que realizamos los sabados en la tarde, claro que los chicos vienen y van, y no por ellos sino porque los padres no han podido entender la importancia de que sus hijos le saquen gusto a esas dos horas que invertimos.
Me ha causado mucha gracia lo de los análisis literarios, ya hace mucho tiempo nos dieron como trabajo una obra de Espronceda, aburrida para nosotros, pero una pieza hermosa, aquella en donde doña Inés regresa de la muerte para atormentar y perdonar a Don Juan, pues nuestra profesora nos permitió realizar una escena resumiendo la parte más dramática de la obra, de manera tal que "El estudiante de Salamanca" pasó a la historia en nuestro colegio por ingeniosa, y lógicamente la profesora por innovadora, te hablo del año 74, como veras encontrar visionarios es fácil, en ese caso a nuestra maestra le interesaba inculcarnos el amor por una obra que no era de sencilla lectura y lo consiguió conquistando nuestro respeto de paso. :wink:

Que interesante lo que comentan y los puntos de vistas tanto de personas que trabajan en el area de la educacion como las otras.
Tienen razon, a veces se obliga a leer una obra que es bastante dificil y si no te gusta la lectura en vez de acercarte te alejan. Claro, para quienes disfrutan leyendo es un desafio nuevo perfecto.

Justo ayer con unos amigos estabamos hablando sobre la educacion, lo rigida que es y como debiera flexibilizarse de acuerdo a los intereses/habilidades de cada alumno.

Gracias a Dios creo que esto ultimo cada vez se da mas. Mientras tanto, me alegra Isabel, que no te hayas desanimado y que hayas seguido buscando e interesandote en la lectura.

Estoy en completo acuerdo con todos ustedes... Defiinitivamente no se puede tener el mismo sistema pedagógico que hace 30 años, si los niños ya no son los mismos. Y si desde ese entonces, te mandaban la lectura obligada te daba flojera, imagínense ahora que los niños y adolescentes son mucho más audiovisuales. En lo particular, ya me gustaba leer, pero cerca de los 10 u 11 años, a una prima en la secundaria le encargaron leer "100 años de soledad", sólo por el título un flojera tremenda, y aunque me gustaba leer, tenía muchas páginas y sin un sólo "dibujito" ni mi prima ni yo leímos más allá del primer capítulo en ese entonces... Creo que mi prima pagó para conseguir un análisis de alguien que ya había llevado el curso, y aunque mi intención fue buena, no lo leí hasta hace un par de años.

Por obligación jamás se debería leer, si de por sí ya es difícil inculcar el hábito de la lectura, con obligación peor. Me encantarón las dinámicas que indicas Carias, yo creo que esa es la mejor forma de acercarse a la literatura y a los clásicos... Para lecturas obligadas y de libros bastante extensos, aunque sean clásicos, tenemos con la Universidad :P no creen?

Un gran saludo desde tierras chichimecas :D