El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

Las voluntades circulares o el libre albedrío

Aveg:

Me atrevo agregar este nuevo tema sin saber si es correcto o estoy invadiendo territorio. Si es así, por favor, acepta mis disculpas y dime cual es el método que nos propones para hacer llegar nuestras colaboraciones y comentarios. Gracias.

En algún momento de nuestras vidas deberíamos hacernos preguntas esenciales y no quedarnos en el formularlas solamente. Una inquietante noción es la que propone Borges en los sonetos que componen su Ajedrez:

AJEDREZ

I

En su grave rincón, los jugadores
rigen las lentas piezas. El tablero
los demora hasta el alba en su severo
ámbito en que se odian dos colores.

Adentro irradian mágicos rigores
las formas: torre homérica, ligero
caballo, armada reina, rey postrero,
oblicuo alfil y peones agresores.

Cuando los jugadores se hayan ido,
cuando el tiempo los haya consumido,
ciertamente no habrá cesado el rito.

En el Oriente se encendió esta guerra
cuyo anfiteatro es hoy toda la tierra.
Como el otro, este juego es infinito.

II

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

En toda esta obra se trasunta esa preocupación que ocasionalmente arrastró a Borges a escribir sobre el misterio del libre albedrío: la posible «circularidad» de la vida, una conexión entre círculos que son definidos por una escala de determinantes hasta llegar al máximo círculo y apuntar a más lejos aún.

Con una descripción del entorno y su proyección en el tiempo completa el primer soneto y nos entrega luego una posible trama de vida imbricada en diferentes anillos conectados por la mano de un Hacedor diferente.

Pero no queda allí su escrutinio, alejado del motor inmóvil de Aristóteles, se pregunta en un final genial donde las tres últimas líneas valen un todo en el poema, ¿es que existen entornos circulares más allá del mismo infinito? ¿es posible que haya un Dios después de Dios con lo que invalida el concepto del primer Dios? o ¿en realidad se refiere a una infinita repetición del omnisciente en un vértigo de conocimientos que nos elude por ser finitos? Esta segunda hipótesis me es atractiva porque dilucida de una sola vez la posibilidad de «un Dios detrás de Dios» sin menoscabar la infinita definición de la Deidad.

No pretendo hacer un análisis, la poesía no soporta análisis sin ser deteriorada, sólo me pregunto, no ya lo que el poeta intenta decir, sino que es lo que yo comprendo al cumplir con la segunda parte de la dualidad escritor-lector.

Y ¿a ustedes? que razón les suscita este magnífico examen de conciencia global?

Saludos.

Montxo.

Hace algún tiempo, no sé si son más o menos dos meses conocí esta faceta de Borges( que ignorancia la mía), pero me fascino, este poema que leí en el hoy rincón de poesía me llevo a una reeconstrucción de mi formación literaria por llamarlo de una fuerma, es decir, a quién estaba leyendo.

En fin, cómo incluir de forma sutil lo que el hombre ha tratado de esplicarse a si mismo; la existencia más alla de su existencia. Y no obstante a esto el libre albedrio como lo haz mencionado. A que nos lleva el poema a que todo es un juego, en donde algunos somos los que lo jugamos y otros los que lo dirigen. Esta idea de vida es neceraria pues es la que nos brinda la esperanza o la fe, pero sumado a la simple suposición de obrar como querramos actuar. Pero pensar en ese circulo es algo que nos haría dudar más alla de la existencia de un Dios, sino de la mera existencia de nosotros mismos.
Pero no quiero extenderme en este tema que no es del agrado de muchos.

Interesante el tema Sr. Montxo siento que a veces no soy digna de entrar en su casa y sin embargo me abre las puertas.

T.S.

El del libre albedrío es un tema muy interesante, así como la poesia de Borges. Yo no soy creyente, además creo que nuestro destino, depende solo por nosotros, parra que tenemos la capacidad para decidir lo que hacer y no hacer. Así no veo los seres humanos como piezas de ajedrez, sino como individuos que tengon la llena capacidad de desidir lo que será sus futuro, en el sentido que si somos piezas de ajedrez y alguién puede decidir nuestro destino, entonces significa que no existe el libre albedrío y todo lo que nos enseña la Iglesia es solo una mentira. En esto yo veo una profunda contradicción.
El futuro no es un concepto determinado, fijo, si no, no sería posible elegir nuestra via. A menudo la vida nos pone antes a diferentes posibilidad, y será solo nuestra responsabilidad si serán justas o no.

Saludos desde Italia.

Alessandro

Esta es una de las oportunidades en que Elfo, el duende que vive en mi mente, salta de alegría porque le permite hacer hincapié en sus tema favorito.

Al decir de mi pequeño amigo existe en el interior del ser humano un vacío infinito y para más datos, esa es la forma en que fuimos pensados.

Las primeras preguntas que surgen de esta premisa son: ¿Por qué? y ¿Para qué? Para contestar estas preguntas es necesario hacer uso de uno de los métodos resolutivos de los teóricos matemáticos:

Cuando las variables superan en mucho los valores conocidos de una ecuación, suponemos un valor cierto para las imprescindibles y luego ajustamos los resultados a lo conocido.

El futuro ha sido siempre una incógnita deseable de conocer y por ello se han creado infinidad de teorías más o menos comprobables y que terminan en el enunciado: Si conocemos las variables es fácil predecir el futuro.

Esto quiere decir que si coloco una nuez en un cascanueces puedo predecir con un porcentaje muy alto de certitud que abriré la nuez. Este tonto ejemplo muestra, por antagonismo, que cuando las variables superan los valores conocidos es absolutamente imposible predecir algo con porcentajes que aseguren su ocurrencia.

¿Qué tiene que ver esto con el libre albedrío? Por favor, ténganme paciencia, ya llego allí.

La respuesta a las tan filosóficas preguntas de ¿Por qué? y Para qué? están en el infinito vacío que conforma nuestro ser (noten que no menciono el alma porque todavía hay quienes niegan su existencia pero esto es otro tema).

El vacío necesita ser llenado, no tiene razón de ser a menos que un infinito lo ocupe y le dé sentido.

Si, como dice Alessandro, no se es creyente, lo que se entiende como que no se cree en la existencia de una deidad, aunque esa etiqueta puede tener otros varios significados, uno de ellos es que lo que pretendemos decir es que no creemos en la Institución religiosa, si no somos creyentes y no se ocupa el infinito vacío interior del hombre con el infinito ser de la naturaleza divina, pues hay que llenarlo con algo. De allí la creación de tantos otros dioses no infinitos que terminan por frustrar al espíritu.

Este vacío puede ser mas o menos evidente pero explica el entrelazado de la voluntad divina, en caso de creer que existe, y la voluntad personal, es decir, el libre albedrío. Si observamos este montaje espiritual veremos que nada ni nadie interfiere con la decisión personal, solamente hace conformar las variables para llegar a un fin que no tiene que ver con la libertad del hombre, solicitada y concedida al morder la manzana, sino con el destino mayor y superior que apunta a la consagración de la especie humana.

Nadie puede interferir con tu decisión de tener dos hijos, Anabel, ni la cantidad de años en que has de vivir, para lo primero eres la única, con tu esposo por supuesto, que puede decidir en primera instancia y para ambas se definieron reglas naturales en el mismo momento que recibimos la libertad de albedrío.

Con esto queda claro que el determinismo no es una realidad, que el presente y a través de éste, el futuro puede ser cambiado por nuestras acciones y que éstas afectan directamente las ecuaciones infinitas de la creación. Por otro lado si definimos un Dios, no podemos crear una imagen manejable por medio de nuestros deseos y acciones porque de ese modo le quitamos el verdadero valor a la deidad.

Pero la omnisciencia y todo poder que implica a un Dios y la dependencia total del tejido del Universo de esa Potestad conviven perfectamente en este entorno donde tanto uno como el otro entrelazan las voluntades libres para la conformación del mejor escenario de vida en la Creación. Aunque algunas veces nos desalienta el sistema de prueba y error que hace tantos siglos estamos usando para aprender a hacer que nuestra libertad sea positiva.

Así pues, no somos piezas de ajedrez, manipulados por un Gran Maestro sino seres activos y responsables en, y de, la construcción de nuestro futuro y del futuro de la humanidad. Aquí se desarrolla esa posible verdad, entendida a medias, de una deidad infinita en perpetua repetición creando un vértigo de conocimientos eternos que nos elude por ser finitos.

Y por último, todas estas no son más que elucubraciones personales, ayudado por Elfo, sin mayor peso que el que conlleva una opinión basada en experiencias de vida y totalmente abiertas a la discusión y contradicción.

Montxo.
_________________________________________________
Por el hormigueo de mi pulgar alguien malvado está por llegar.
Mi bitácora: http://montxo.nireblog.com
If you dare: http://geistland.blogspot.com/
_________________________________________________

Que tal Montxo

Nada tienes que pedir ni preguntar cuando los habitantes de este rincón -nosotros incluídos- estamos en "nuestro" territorio si es que vale usar el posesivo. Cuando se habla de territorio se piensa en fronteras y nada más alejado de la poesía, no crees?

Tal como has hecho pienso el método del cual me preguntas. En realidad imagino - y me gustaria- este espacio como un rellano de libertad donde cada uno puede expresarse de acuerdo a su talante y voluntad. Soy yo el que agradece el que compartas con nosotros estos ires y venires de tu elfo.

Hermoso poema, no lo cocnocía, me bastó llegar al final para obtener la riqueza del tema... me gustan los poemas que en sus versos finales trastocan el sentido
de lectura y construyen el sentido del hacedor. JL Borges nos deja deambular por el tema del destino, la vida, el libre albedrío... incluso creí ver que se asomaba algún tema con tenor social de escalafones, para después ponernos un muro, abrirnos una puerta y enocntrar de nuevo el vacío. Magistral. Muy en el sentido de los planteamientos sosbre el devenir humano.

Con el poema y los comentarios, me has recordado a uno de mis filósofos guías, Xavier Zubiri. El aborda el tema de Dios a través de la definición, comprensión y aprehensión de la realidad. La realidad bajo sus ideas se transforma en un término filosófico que alude al espacio de realización humana. Es un tema por demas largo y complejo, pero en suma puedo abreviar que la realidad es algo impuesto pero modificable. Con ello traza una posible respuesta al problema del hombre, Dios, el destino y el libre albedrío.

Gracias Montxo y sigamos compartiendo la poesía, nuestro territorio.

Un abrazo

Aveg

"En el reverso de las palabras transita la eternidad"

Por demas excelente cuestion

Lei el poema, me tomé la libertad de pensarlo todo el fin de semana, no podia contestarte, o no sabia como hacerlo, es decir Soy libre al tomar mis decisiones?
Aun no tengo la respuesta, pero ciertamente espero que alguien tenga un plan, divino o no, pues este transitar por lo que llamanos vida sin duda parece aleatorio y sinsentido,al preguntarme a mi mismo el porque me pasa lo que me pasa o peor aun porque tomo las decisiones que tomo.
Si creo en un ser DIVINO y sin duda tiene un plan para mi, pero solo me permitio el cometer mis propios errores para aprender eso que EL quiere que aprenda, no se si lo aprendido es de su agrado o siquiera es lo que EL espera que aprenda en esta vida, el resultado de mi EXAMEN sera evaluado al final de mi vida

“Que otros se jacten de las páginas que han escrito;
a mí me enorgullecen las que he leído…”
Borges

Hola Aveg:

Gracias por tu buena disposición, a veces, cuando nos desenvolvemos en un tema que nos es grato solemos olvidar los más tenues respetos sociales. No es así en este caso, por el contrario esta [i]religación[/i] en tertulia pretende sacar el mejor partido, en común y personal, de los haberes de cada uno y todos nosotros.

En el terreno intelectual de Zubiri comienza la exposición de la realidad como la interpreto, en un salto del entendimiento que lo enaltece, hace preceder la esencia de lo real a la realidad misma. Es una forma algo complicada de inducirnos a pensar que la realidad no es tan táctil como nos parece, que la pobre relación entre las naves humanas (en una de las entradas de mi blog en inglés que aún no tuve el tiempo
necesario para traducirla en mi bitácora, menciono que los seres humanos con «sentiencia», es decir, conocimiento de sí mismo y diferenciado de otros seres y cosas, somos pequeños bajeles en un mar de bruma, algunos llenos de luces y banderas con los que tratamos de comunicarnos con las otras naves apenas perceptibles en la niebla y otros carecen hasta de las luces de posición), la pobre relación de las naves humanas, decía, propone una realidad más metafísica que contextual en el simple vagar por los espacios reales.

Cuando sentimos la proximidad de otro ser hacemos señales desesperadas por compartirnos pero a pesar que solemos creer que nos comunicamos no siempre es así y nunca, pero nunca, tendremos la alegría de abordar otro de esos barcos y ser parte de la cubierta, no ya de la sentina, de ese compañero de viaje. Esta enajenación es la base de la idea que la realidad está sujeta a lo real, a su contexto representado como una sinfonía que no tiene textura visible sino es un conjunto de notas que no pueden ser aleatorias sino conformar un todo desde lo real, difícilmente definible, y las experiencias personales, y que al desaparecer la base contextual la realidad deja de ser ese tejido dentro del que creemos vivir.

Una interesante forma de aceptar que a pesar de la existencia de algo, el libre albedrío del hombre puede alterarlo y que el plan final, sin relación con la motivación humana tiene una absoluta certeza de cumplirse sin alterar los designios personales.

Seguimos en la huella.

Montxo.

____________________________________________________
Por el hormigueo de mi pulgar alguien malvado está por llegar.
Mi bitácora: http://montxo.nireblog.com
If you dare: http://geistland.blogspot.com/
____________________________________________________

Rene, sin lugar a dudas eres libre para tomar decisiones.

Todo lo expuesto por el saber humano termina en un pequeño pantano llamado «conocimiento del bien y del mal». Si seguimos la descripción Judeo-Cristiana, allí comenzó una de la epopeyas menos conocidas de la humanidad. Si no ocurrió así, pues merece que hubiera sido de esa manera, como diría Alessandro, pero en correcto italiano, «Si non e vero e ben trovato».

En ese instante de la eternidad, el hombre, en el sentido lato de la humanidad, que en su perfección paradisíaca era poco más que un títere reclama sin tapujos recibir de la máxima autoridad universal (y me imagino que con el beneplácito de esa autoridad) el derecho a la autodeterminación, con todo lo que ese reclamo contiene. Y desde entonces tratamos de manejarnos en el árbol devenido en pantano utilizando nuestras propias fuerzas para dilucidar entre lo bueno y lo malo, concretando el primero y deshaciéndonos del segundo. Claro que el sistema de aprendizaje tiene esos momentos en que parece aleatorio, porque lo es en cuanto a las selecciones que cada uno de nosotros hace en su vida, y otros en que reina el sin sentido, porque aún no somos capaces de interpretar el verdadero sentido del bien y mucho menos del mal. Mientras el ego central de nuestra vida, ese YO tan querido por nosotros, no aprenda que solo las manos abiertas contienen la paz y la vida, que tan pronto las cerramos en un puño para ocultar algo en sus palmas o para agredir, todo el sentido de vida original pierde validez y realidad.

Si despues de todo esto no «sentimos» que es necesariamente real ese motor inmóvil, al decir de Aristóteles, que rige sin regir, que convalida sin dar la razón, realmente no sé como podemos explicar todo lo que nos rodea desde el micro hasta el macrocosmo.

Es válida la aceptación de un aprendizaje manejado por el sistema de prueba y error y seguramente esa misma cualidad hará que el EXAMEN a que te refieres será indulgente para con aquellos que con honestidad erran y vuelven a buscar al AMOR en su más pura expresión. No es necesario pensar que Él desea que aprendamos algo en particular sino, más probablemente y pido anuencia por un instante para hacerme con el derecho del conocimiento del pensamiento divino, nos pedirá que comentemos que experiencia tenemos en el compartir, en la gracia de dar y en haber aprendido que Yo, no es uno sino todos.

Me alegro de sentir que el Club es un buen gimnasio para practicar estos ejercicios y permitirnos aprender la maravilla de ser cada uno personal y además el todo en el Absoluto.

Montxo.

_________________________________________________
Por el hormigueo de mi pulgar alguien malvado está por llegar.
Mi bitácora: http://montxo.nireblog.com
If you dare: http://geistland.blogspot.com/
_________________________________________________

Hola a todos,

debate muy activo esto, ¡bueno!

No, yo no soy creyente, y no sólo, no creo en la Iglesia como institución. Pero, a menudo, he escrito la palabra ALMA, que no concibo en el sentido religioso o segun las lecciones de la Iglesia, sino como cualquier cosa que cada uno tiene adentro de si. Claro que esto es la herencia de mi educación católica.

No sé si la filosofía tiene las respuestas al ¿Por qué? o del ¿Quien somos? eccetera, pero sé que lo que hagamos, todo lo que hagamos en el mundo, son acciones que pueden entrelazarse una con otras, y en base a ese hecho, a menudo, encontramos un empalme y debemos hacer una elección. Así ejercemos nuestro libre albedrío.

Montxo: me ha gustado la cita de Montxo a su duende. He oído ese palabra hace unos año en la TV italiana, hablaban de ocultismo y de alquimia pero en manera muy seria, y el conductor del programa hablaba de un escritor español, no recuerdo su nombre, y del concepto de duende. Dió una explicación muy compleja que no entendí con claridad.
De verdad, ¿que es un duende?
¿El nuestro doble?

Gracias de todo y saludos desde Italia.

Alessandro

Hola Montxo,

he leido con mucho interes lo que has escrito y creo que las cosas estén así. La fe es sí una cuestión personal, pero yo nunca he encontrado a ella, y en toda sinceridad, he perdido esta "cosa" en una edad muy joven, en el pleno de mi niñez. Y esto gracias a mi libre albedrío. Pero la cuestión no está aquí, no en la religión en si misma, esta es solo una cuestión de cociencia y elección individual, sino en la posibilidad de aprender la justa via para adquisir la verdadere libertad y autonomía en exprimir nuestros sentimientos y ideas.

Desde luego, las instituciones religiosas, o sea l Iglesia como institución tiene la tarea de limitar el desarollo de una cociencia y conocimiento verdaderamente libre, y sólo en las comunidades basicas, en los barrios pobres, en las favelas, se pueden hallar curas que está a lado de los explotados y de los pobres.

De verdad, la religión ha sido un ayuda único para mucha gente, ojalá en momentos muy difícil de sus vidas, y yo respeto todo esto. Pero cuando las convicciones religiosas no son la guia para exprimir un sentimiento de liberación personal y un aporte dirigido hacia la colectividad, más allá hacia si mismos, entonces son sólo un instrmento de opresión cultural y social ¡Esto es el problema!

Respecto al duende: gracias para tus explicaciones, y recuerdo de una vieja pelicúla con James Stewart, y su titúlo es "Harvey". Es una lindisima pelicúla sobre la locura, donde el protagonista tiene un amigo invisible, un conejo de dos metros de estatura y que es un puka, un elfo de la mitología celta, que sólo él puede ver. Puedo decirte que yo he encontrado mi duende hace cuatros años y he empezado el estudio del español, y luego, a conectarme con este sitío.
Y no sólo, he empezado a escribir cualquier cosa.
He decidido oír lo que dice y que quiere mi duende, y estoy muy bien con mi mismo, más ahora que antes.
Mi duende ha estado en el rincón más escondido de mi corazó, pero ahora está libre, ¡Finalmente!

Montxo, perdones si no salgo bien con mi respuestas, non conozco la filosofía. y trato de aprender algo a través ese dabate.

Gracias y saludos desde Italia.

Alessandro

(no quiero interrumpirlos, caballeros, pero quería decir que he leído todo esto con mucho interés, que les agradezco tan buenas apreciaciones, y que felicito a Alessandro por que en estos últimos mensajes he visto un manejo mucho más desenvuelto del español, se nota que te has estado superando... besos...)

Ay Anabel...gracias para tus palabras. Tengo el rostro enrojecido, pero me gusta mucho aprender siempre más el español y, sobre todo, hablar con vosotros. Cuando escribo y hablo con todos, mi duende es el amo de mi mente, y yo soy feliz dejar a él el mando del buque.

Gracias, soy siempre conmigo, También no estoy frente a la computadore.

Un abrazo fuerte fuerte para todos desde Italia.

Alessandro

Hola a todos,

Montxo: gracias para tus palabras, el dominio del castellano es el objetivo constante de mi estudio de esta lengua que me gusta siempre más, pero mi primer objetivo es hablar con ustedes y me parece increible sentir vuestra cercanía no obstante la distancia de miles y miles kilometros.

La iglesia ha perdido su verdadera dimención humana cuando, después el Edicto de Milano (313 d.C. por Costantino I), hubo impuesto como religión del Estado y en el tiempo, conquistò el poder temporal. Yo no creo en Diós, pero no creo tampoco en la iglesia como institución. Los únicos que merecen la consideración de todos son aquellos curas que trabajan entre los pobre y viven con ellos la misma vida y las mismas suferencias, pero luchando contra estas condiciones de hambre y pobrezay injusticia. Un ejemplo: en mi ciudad vivía un cura que estaba de lado a los pobre, ¿y ahora sabeís donde está? En Bolivia, donde ha hecho cosas de gran valor. ¿Porqué está en Bolivia? Porque su acción en favor de los pobre y, sobretodo de los jovenes y ninños era un problema para la Curia. Llevava siempre los jeans y no el hábito, entonces los padres de niños ricos se lamentaban por sus actitudes, así le cambierao sede: desde Viareggio, su ciudad, hasta Bolivia. Y allá ha hecho cosas increibles con pocas recursos. Es un ejemplo que aclara la realidad de la institución, y existen miles de semejantes ejemplos en todo el mundo.

Sin embargo, la vida espiritual de cada ser humano es un derecho inviolable y que respeto hasta el momento no se trata de imponerme esta visión de la vide, del mundo, de la sociedad y de las relacciones sociales.
Yo concibo como vita espiritual, o a lo mejor, como necesitad espirituales, todo lo que el ser humano quiere o todo lo que es necesario para que haya satisfecho su curiosidad, su interés hacia los demás, la cultura, la Naturaleza eccetera, todos las necesidades del alma humana, alma no en el sentido religioso sino como interioridad humana.

Al fin y al cabo satisfacer estas necesidades es dar una respuesta a nuestro duende, el LINCHETTO como lo llamamos en mi ciudad, un espiritu vivo y alegre, que pero me ayuda y me exhorta para irsiempre más adelante.

Gracias a todos y un fuerte abrazo desde Italia.

Alessandro

Montxo, que tus vacaciones sean una temporada de relax y divertido. Buen Navidad y mejor Año Nuevo.
Para mi tu presencia en ese lugar tiene un grande significado, para que es muy difícil tenere relaciones, y tú eres un cjico especial. !Gracias1

Que todos los chicos y las chicas que van de vacaciones puedan divertirse, ¡y a todos un abrazo fuerte u lleno de cariñn desde Italia!

Alessandro

4:10 am.
Tenia pensado irme a dormir hace unos 15 minutos, pero no pude evitar leer el articulo sobre el libre albedrio, asi como tampoco pude evitar leer los comentarios de Alessandro, incluyendo el que menciona al duende, da la casualidad que un amigo mio, me hablo hace un rato, sobre algo que me sorprendio, pero que no dejo de fascinarme, me dijo que era un elfo!
Y he aqui los hilos invisibles aunque sospechados que hacen su aparicion en el momento menos esperado, contorsionando nuestras mentes en formas antes desconocidas, y dotando de magia ciertos detalles aparentemente insignificantes. Nuevamente el dilema de la fé, me sonrie de costado... y no puedo evitarlo.

Creo en el libre albedrio y en el poder que nuestras desiciones tienen sobre el rumbo de nuestra vida, supuestamente predeterminado segun muchas doctrinas o filosofias, pero eso no me impide preguntarme constantemente por aquellas fuerzas extrañas o incomprensibles que superan mi entendimiento y se convierten por algun mecanismo, tambien desconocido, en algo que podria llamar Fe. Ni dejan de fascinarme aquellos universos que escapan de nuestra vision pero dejan tras si la estela del conocimiento inicial, universal, aquel que se ha manifestado en la historia de la humanidad bajo muchas formas, nombres, rostros y colores; pero que guarda la misma esencia de la que esta hecha el alma.

Y aunque lo anteriormente escrito tenga muy poca objetividad filosofica, me siento satisfecha al darle vida mediante estas palabras a alguna idea en mi cabeza que deseaba libertad.

Aprovecho la ocasion para decirle Montxo, que su estilo me parece prodigioso y que en muy pocas ocasiones mi corazon y mi mente se deleitan con el manejo diestro de las palabras de un talento como el suyo.

4:40 am
Con afecto y algo de sueño.

Aleyda

Hola Aleyda.

Por razones de trabajo no suelo estar presente en muchas de las actividades del foro pero de igual manera, y aunque sea un poco tarde, quiero hacerte llegar mi bienvenida al Club.

Ya para estas alturas habrás paseado por sus páginas espero estés feliz de ser parte de nuestro grupo, tanto como nosotros estamos de que lo seas.

Cuando nos enfrentamos a las casualidades tenemos ese extraño presentimiento de que de alguna manera, entremezclado con los hilos que manejamos desde nuestro libre albedrío, existen otras conexiones que se controlan desde causalidades ajenas a nuestra comprensión. El primer pensamiento que acude en estas
circunstancias es en el sentido de que lo manifiestamente causal es lo mágico ya que a diferencia de lo casual parece tener un plan de desarrollo previo no claro. Pero lo mágico tiene su encanto en ese misterio, por lo tanto, no nos es dado conocer ese plan maestro y debemos contentarnos con el seguimiento puntual de nuestra propia voluntad.

Desde esa frontera difusa de lo personal y lo universal se proyecta sobre nuestro entendimiento una sombra suave y dulce para algunos y esquiva y dura para otros que me agrada denominarla Fe. En una nota anterior sostengo, y por supuesto es sólo mi opinión, que desde el entorno causal la fe es un regalo que habita las regiones más profundas de nuestro ser y que, por razones solo vislumbradas como meras sombras y no totalmente comprendidas, no podemos aceptar hasta que hayamos hecho las paces con nosotros mismos y
aprendido a dejar de lado la dicotomía que define a la especie.

Somos dioses pero, en un sentido contradictorio a la definición de ser un dios, no lo somos completamente, por lo menos, no aún.

Efectivamente, como comentas, del equilibrio entre el libre albedrío, tan real como la vida misma, y las fuerzas causales imposibles de comprobar pero no menos reales al momento de percibir la realidad, emergen unas elusivas sensaciones de «entendimiento» tan claras que no permiten ser negadas. Esto es verdad, pero existe también una necesidad de mostrar que nada escapa a nuestro control y entendimiento (es el síndrome de la divinidad adquirido por la raza humana al comprobar su poderío sobre el mundo material), esta necesidad niega con énfasis cualquiera de esas sensaciones ontológicas alejadas de la comprobación científica sin notar que lo único que ha hecho es trasladar el asiento de la Fe desde un pedestal a otro igualmente falto de comprobación.

Es natural que así sea porque de otra manera la Fe perdería su sentido: es lo no comprobable. Sólo vemos los resultados de su existencia a través del velo del tiempo y del misterio del alma o como se quiera llamar la sofía interior que nos define como personas.

No es fácil determinar la objetividad filosófica porque de ponerle límites, otra vez estamos cercenado la habilidad humana de vivir la realidad y la ilusión en un mismo panel de existencia. Por ello acepto tus palabras que de alguna manera semiótica dejan explícito lo que sientes.

Gracias, por tu concepto. Me es muy grato saber que te agrada lo que escribo, no es fácil lograr la comunicación en este campo donde las ideas son los ladrillos de una pared conceptual que deben ser creados a través del lenguaje que no es exactamente la mejor herramienta para estos menesteres.

Espero hayas dormido bien.

Un abrazo.

Montxo.

__________________________________________________
Por el hormigueo de mi pulgar alguien malvado está por llegar.
Mi bitácora: http://montxo.nireblog.com
Also peep: http://geistland.blogspot.com/
__________________________________________________