El Club Literario está parcialmente abierto en modo de lectura

Fragmento de: "La isla de las damas", de Pierre Louÿs

La lista de platos era aluciante.
-Pero ¿qué ven mis ojos?-pregunté de nuevo-¿Brochetas de coño de oveja?
-Sí, los coños de oveja son sabrosísimos. ¿Desea probarlos?
-No lo sé...Me gustaría...¿Y esto? ¿Espárragos
con salsa de semen? ¡Dios mio! En este pais te encuentras el semen hasta en la sopa...¿Y esto otro? ¿Remojones encoñados? ¿Qué es?
-Pero, bueno...¿es que en París no tienen estas cosas? Los remojones son algo muy simple, como todo: Se coge a una hermosa doncella de unos 25 o 30 años, muy gozadora, muy limpia y más bien ancha. Se le lava el coño y luego se seca. Después se le introduce un remojón, es decir, un pedacito de pan como los que se comen con huevos pasados por agua, pero del grosor de la muñeca y la longitud de la vagina. Hecho lo cual, se le cierran los labios mayores con una pinza suave y se masturba a la doncella hasta que el trozo de pan queda empapado de placer. A continuación, se deja macerar un rato al calor del cuerpo y,
al cabo de una media hora, se lame a la joven, pero con lengüetazos intensos, para que descargue todo lo que tiene en el sexo. Cuando el remojón está impregnado, se come bien caliente, recién salido del coño.
-¡Menudo invento!
-Las tortilleras se relamen, querida. Y usted
que no tiene nada contra ellas, debería probarlo. Se chupará los dedos.

Yo no se ustedes, pero yo me río mucho con este tipo de literatura.
Un besote, Martaeugenia.

Este fragmento no se que me provoca, es interesante la forma en que lo cuenta, me da risa imaginar ese tipo de platos y toda "la mentira bien contada" pero tambien me provoca cierto asco el hecho de imaginar ese tipo de cosas como alimento, soy bastante "canson" con la higiene de la comida, pero es interesante ver este tipo de textos. MariaEugenia gracias por postear este texto. Saludos!
__________________________________________
...AlGuN DiA InVeNtArE El AnTiDoTo PaRa No NeCeSiTaRtE! - Simon Estrella

Hola SimónEstrella, un saludito cordial, te cuento que este escritor vivió durante la era victoriana, en la cual los temas sexuales eran "tabú", pero para el vulgo, no así para la degenerada clase alta, (claro, no toda), cuya doble moral generó toda esta suerte de creaciones literarias, que no se que tan ciertas eran, pero me divierten mucho por tanta imaginación. Pierre Louÿs nació en Francia en 1870 y murió en 1925. También escribió Bilitis,(no se si te suena), Afrodita, y La mujer y el pelele. Un besote, Martaeugenia.

No cabe duda que la imaginación humana vuela más allá de lo imaginado.No hay época en que los pensamientos relacionados al área del placer erótico no encuentren una forma de darse a conocer.
También es gracioso para mi como lo relaciona el escritor al ámbito de la comida;quizás porque al igual que comer;que es un deleite,un placer;el disfrutar del amor es tan placentero y necesario para ser feliz.
Gracias.

un poco extraño leer esto, acostumbrado a su poesía tan elegante, no resto mérito a su creación pero prefiero al Pierre Louÿs con inclinación de Leconte de Lisle...

fué interesante el texto..

Que bueno que traigas este tipo de escritos a este rincón; que imaginación la de este buen hombre. A mi me parece sensacional que se pueda escribir esto, pensar que es de una época lejana y ya se daba rienda suelta a la imaginación, al erotismo. Existen tantos prejuicios aún hoy que da gusto leer esto.
Sacar a la luz lo que uno siente como hizo este buen hombre es lo mas saludable que puede hacer una persona.
Te mando un beso Marta.